Richmond Learning Platform
Docentes

Scaffolding como medio para presentar nuevos conocimientos en línea y reequilibrar la responsabilidad del aprendizaje.

Escrito por

Donna Fields

Fecha

marzo 4, 2021

Scaffolding como medio para presentar nuevos conocimientos en línea y reequilibrar la responsabilidad del aprendizaje. 

Por Donna Fields

¿Qué es Scaffolding? ¿Por qué debería importarnos? ¿Qué son exactamente y dónde subimos las actividades  «andamio» en la Plataforma Richmond?

Comencemos con la teoría. Relájense porque esto no será doloroso en absoluto. Hay tantas definiciones de “andamio”como técnicas de este método. El término scaffolding, como concepto educativo, fue presentado a principios de 1900 por Lev Vygotsky, el psicólogo ruso que se dedicó al estudio del desarrollo adolescente. Vygotsky explicó que los andamios son una forma de alentar a los estudiantes a salir de su Zona de Desarrollo Próximo (ZDP). La idea es que los maestros proporcionen niveles sucesivos de apoyo temporal (al igual que en el andamiaje físico) que ayuden a los estudiantes a alcanzar niveles más altos de comprensión y adquisición de habilidades, que no podrían lograr sin ayuda. Estas estrategias se eliminan gradualmente cuando ya no son necesarias (al igual que los andamios físicos).

Eso fue más fácil de lo que pensaban, ¿verdad? Esa es casi toda la teoría que vamos a incluir aquí, ¡para que puedan respirar de nuevo!, excepto que, aunque muchos de ustedes puedan estar satisfechos con esta definición y entender el concepto de andamiaje por completo, otros, como yo, no están convencidos. La metáfora de un andamio no tiene sentido para mí, y tal vez para ustedes tampoco, en un sentido educativo. Debido a esto, se me ocurrió mi propia metáfora: Dar una mano amiga … ya sea el maestro o los estudiantes dan una mano amiga a un compañero de clase que está teniendo problemas para seguir adelante sin esta ayuda. ¿Qué les parece? ¿Más comprensible? Pero esperen, hay más formas en que podemos explicar qué es un andamio. ¿Qué dicen?…

Entonces, dejemos atrás la teoría por el momento, y vayamos a la segunda pregunta: ¿Por qué deberíamos preocuparnos? ¿Cuál es el valor de las actividades “andamio”? Como maestros, tomamos decisiones todos los días con respecto a cómo vamos a presentar la información. Llamemos a estas: prácticas educativas. Algunas de estas prácticas tienen una fuerte influencia en el aprendizaje de nuestros estudiantes, y otras tienen menos influencia. Si supiéramos cuáles son las más poderosas y cuáles son las menos influyentes, obviamente elegiríamos usar las más fuertes con más frecuencia, ¿verdad? Bueno, resulta que tenemos acceso a esa información. John Hattie, profesor de la Universidad de Auckland en Nueva Zelanda, decidió investigar las prácticas educativas y publicó un primer estudio en 2008 (siguió presentando nuevas conclusiones cada 3-4 años), en el que analizaba las prácticas educativas y el tamaño de su efecto (en el aprendizaje) en una escala de 0-2. Para poder valorar la influencia de estas prácticas, utilizamos 0.4 como promedio. De este modo, cualquier método que usemos en el aula que tenga un efecto de menos de 0.4 tiene poca influencia en el aprendizaje de nuestros estudiantes; mientras que todos aquellos métodos cuyo efecto es más alto en la escala que 0.4 se considera que tienen una poderosa influencia en el aprendizaje de los estudiantes.

El Scaffolding tiene un tamaño de efecto de 0.87, lo que significa que cuando creamos actividades que enseñan previamente; desglosan y dan estructura temporal a nueva información, estamos ayudando a nuestros estudiantes a aprender con más confianza y apoyo, y ese es ciertamente nuestro objetivo, ¿verdad? Si lo anterior es cierto, y les aseguramos que lo es, y que verán con sus propios ojos lo poderosas que son estas actividades para apoyar el aprendizaje de sus estudiantes; entonces es el momento de abordar la tercera pregunta: ¿Cuáles son algunos ejemplos concretos y en qué parte de la plataforma Richmond debemos subir los nuestros?

La estrategia más fácil sería cargar las actividades de andamios en ‘Materiales de clase’. Entonces, los estudiantes las tratarían como una tarea cualquiera, y ni siquiera se darían cuenta de que con este material se están enseñando a sí mismos lo que necesitarán para las tareas sucesivas. Veamos un ejemplo concreto: Para Preescolar y Primaria: Están a punto de comenzar una unidad sobre animales de granja. Ya han enviado un video a los estudiantes, o han tenido una clase virtual, donde revisaron los nombres de los animales. A continuación  suben la imagen siguiente  para que los padres la descarguen y la muestren a sus hijos en la computadora, o la impriman:

Los padres preguntan a sus hijos ‘¿Qué animal no pertenece?’ Nota: Es muy importante que los padres expliquen que no hay una respuesta correcta. Uno de los principales objetivos de este andamio, es que los estudiantes comiencen a pensar críticamente y usen su imaginación. Animen a los padres, también, a insistir en que sus hijos respondan con oraciones completas. Los padres sólo necesitan creer que sus hijos son capaces de hacer esto, modelar oraciones completas para ellos y repetirlas una y otra vez, sin aceptar menos.

Padre: ¿Qué animal no pertenece?

Estudiante: El cerdo no pertenece.

Padre: ¿Por qué no pertenece el cerdo?

Estudiante: El cerdo tiene cuatro patas negras.

Padre: ¿Ves otro animal que no pertenece?

Estudiante: La gallina no pertenece.

Padre: ¿Por qué no pertenece la gallina? etc.

(Nota: Para primaria, pueden poner los nombres de los animales debajo y usar fotos en lugar de imágenes prediseñadas). Para fines de evaluación, pueden pedir a los padres que graben la interacción (no más de 3-4 minutos) y carguen el video en los Materiales de la clase. De esta manera, tendrán un punto de referencia al que referirse más adelante cuando evalúen el progreso.

Cuando estén físicamente de vuelta en el aula, las actividades de andamiaje se introducen idealmente durante los primeros 5-10 minutos de clase. Sí, esto quita tiempo de otras actividades y sé que están a punto de preguntar ¿cómo van a cubrir todo el plan de estudios si les sugerimos que agreguen otra actividad? En algún momento tendrán que tomar una decisión: ¿Insistir en que sus estudiantes completen cada página del Libro del Estudiante en clase de la manera en que siempre lo han hecho, o probar una nueva técnica que pueda ayudar a sus estudiantes a comprender el material más profundamente y, al hacerlo, ayudarlos a aprender realmente? Les sugerimos que reconsideren las actividades que presentan en clase; muchas se pueden subir a la plataforma Richmond, que es increíblemente versátil. De esta manera, dedican tiempo de clase a desarrollar habilidades de pensamiento de orden superior (HOTS por sus siglas en inglés) y envían tareas que requieren habilidades cognitivas de nivel inferior a casa (leer, completar hojas de trabajo, etc.).

Esperamos que esto les haya dado una comprensión bastante clara de lo que es el Scaffolding, la importancia de presentar actividades que pre-enseñen información y cómo pueden usar la plataforma Richmond para ayudarles a organizar los materiales. Tenemos mucho más que compartir con ustedes, actividades para clases de Secundaria, por ejemplo, y esperamos con ansias la próxima vez que compartamos formas de usar la tecnología como una herramienta para promover la autonomía de los estudiantes.

Ahora, ¡por favor comparta sus pensamientos y experiencias!

Notas Relacionadas

Share via
Copy link
Powered by Social Snap