Richmond Learning Platform
logo
Acuerdos
  • Revisa y valida los materiales contratados con Richmond Solution.
Censo
  • Gestiona el censo de tus alumnos Richmond Solution. Altas y bajas.
Pago papás
  • Sistema de pagos para padres de familia Richmond Solution.

Pruebas de evaluación y diagnóstico

Fecha

febrero 22, 2023

Tags

La evaluación ha sido una parte inevitable del proceso de aprendizaje por tanto tiempo como la mayoría de nosotros puede recordar. Ha sido particularmente importante en el aprendizaje de idiomas y continuará siéndolo porque se ha demostrado que es útil para dar a los maestros información y dar a los alumnos la oportunidad de mostrar su conocimiento y sus competencias. Los resultados de la evaluación son significativos para ambos.

Para algunos, la evaluación es un mal necesario. Para muchos, causa ansiedad y estrés por distintas razones y podemos decir que algunas veces es por el enfoque que el maestro o la institución tienen hacia la evaluación. Quizá una de las preguntas que debiéramos hacernos es si nuestro programa de evaluación actual mide el aprendizaje que queremos lograr.

En años recientes, se ha discutido e incluso elogiado el enfoque hacia la evaluación que está centrado en el alumno. Este tipo de evaluación se enfoca en el crecimiento y aprendizaje del alumno. Su objetivo es motivar y enganchar al alumno a que auto regule su aprendizaje. Debe ser constructivo, contextual y no ser sólo sobre calificaciones sino sobre aprender, motivar, reflexionar y ser autoconsciente. Desde una perspectiva tradicional, esto puede sonar poco realista, pero de hecho tenemos algunos tipos de exámenes que podrían ayudarnos si queremos cambiar nuestro enfoque hacia la evaluación. Revisemos uno de ellos para dar un ejemplo:

Dependiendo de la razón para evaluar, podemos encontrar diferentes tipos de exámenes. Los exámenes de diagnóstico se administran principalmente para obtener información sobre las fortalezas y debilidades de los alumnos, así como del conocimiento que ya tienen. Esta información se utiliza para identificar los problemas de los estudiantes y hacer algo acerca de ello en el plan del curso. Este es probablemente el examen más centrado en el alumno en las categorías tradicionales.

Los resultados del examen de diagnóstico con mucha certeza impactarán el diseño del curso, la creación de materiales para el mismo y las expectativas del maestro. Incluso más importante, los exámenes de diagnóstico pueden ayudar al estudiante a darse cuenta de las áreas del lenguaje en las que necesita trabajar más. Esta información se puede usar para pedirle apoyo al maestro para mejorar tales áreas o diseñar un plan para que el alumno practique de manera independiente. Dar a los alumnos información acerca de sus habilidades lingüísticas les ayuda a involucrarse en su proceso de aprendizaje y tomar responsabilidad por su progreso. Este simple paso nos puede mover en la dirección correcta hacia un enfoque más centrado en el alumno. Además, los alumnos que se involucran de manera importante en su trayectoria de aprendizaje y se enfocan en lograr objetivos acordados tienen más posibilidades de tener éxito que los alumnos que no lo están.

La evaluación centrada en el alumno es formativa. Se miden las capacidades del alumno contra un set de metas establecidas y no contra un estándar. Estas evaluaciones tienen a mostrar una imagen más clara de lo que hace falta, lo que resultó mejor y nos ayudan a entender el progreso de cada alumno. Al mismo tiempo, empodera a los alumnos a ser dueños de su proceso de aprendizaje y aumenta tanto su percepción de autoeficacia como su autoconciencia.

El cambio hacia una evaluación centrada en el alumno no es simple ni rápido. Dependiendo de nuestro contexto, puede que nunca hagamos ese cambio por completo. Sin embargo, entre más integremos evaluaciones centradas en el alumno a nuestras clases, estaremos preparando mejor a nuestros alumnos para ser aprendices independientes de por vida.

Notas Relacionadas